Vamos con tu futuro

13/10/2020 | 6 minutos

Ley irpf: todo lo que necesitas saber

Todo sobre la Ley 35/2006, de 28 de noviembre de IRPF

Todo sobre la Ley 35/2006, de 28 de noviembre de IRPF

Al igual que otras siglas como TNT o SOS, las de IRPF nos ponen siempre en alerta. Es leerlas y nos empieza a recorrer un hilo helado por la espalda. Y no es para menos, ya que el IRPF es un impuesto que grava las rentas de todos los ciudadanos y, por lo tanto, nadie (o casi nadie) se puede librar de ellas. Pero para familiarizarnos mejor con este término, es bueno conocerlo a fondo, por eso, hoy vamos a ver en qué consiste la Ley de IRPF.  

 

Ley IRPF o ley 35/2006, de 28 de noviembre. 

 

La ley de IRPF refleja en detalle todos los puntos relevantes sobre el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, que puedes leer con detenimiento en el BOE. Nosotros, para ponértelo fácil, vamos a resumir algunos de los aspectos más importantes para que tengamos una idea general sobre su naturaleza y funcionamiento.  

 

¿Quiénes deben pagar el IRPF? 

 

La ley de IRPF (Impuesto de la Renta de las Personas Físicas) estipula que las personas físicas que tengan su residencia habitual en el territorio español deberán hacer frente a este impuesto. Además, también deben pagarlo las personas físicas que tengan su residencia habitual en el extranjero por alguna de las circunstancias previstas en el artículo 10 de esta Ley (como los diplomáticos, los cónsules, los funcionarios en activo que ejerzan en el extranjero o similar).

 

¿Qué tipo de actividades tributan en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas?

 

Como pasa con casi todos los impuestos, la Ley establece un hecho imponible sobre el que calcular la cantidad a pagar a hacienda y los supuestos obligatorios. Estos son:

  • Los rendimientos de actividades económicas y rendimientos del trabajo: Lo que cobra una persona por su trabajo, tanto como trabajador por cuenta ajena (empleado de una empresa) o por cuenta propia (autónomo).
  • Las ganancias y pérdidas patrimoniales: Al invertir dinero en fondos de inversión, en bolsa o en productos similares, así como los obtenidos en la venta de bienes inmuebles.
  • Los rendimientos del capital mobiliario e inmobiliario: Como, por ejemplo, los intereses percibidos en tu cuenta corriente o los beneficios obtenidos por el alquiler de un inmueble.

 

¿En qué casos no se debe pagar el IRPF?

 

Hay supuestos y casos especiales en los que una persona no debe pagar este impuesto, quedando exenta del IRPF (Impuesto de la Renta de las Personas Físicas). Las encontrarás todas en el artículo 7 de la ley de IRPF, pero las más comunes son:

  • Indemnizaciones por despido o cese del trabajador.
  • La prestación por desempleo.
  • Indemnizaciones por parte de la Seguridad Social por capacidad o invalidez.
  • Prestaciones por baja de maternidad y paternidad.
  • Becas públicas.
  • Ayudas a deportistas de élite.

¿Cómo se determina la cantidad que debemos pagar de este impuesto?

 

El IRPF (Impuesto de la Renta de las Personas Físicas) es un impuesto progresivo y gradual, es decir, gravará más a las rentas más altas y viceversa, siempre estableciendo un límite máximo, claro. 

Los tramos actuales de IRPF  son:

  • Rentas de 12.450€ a 20.200€, pagarán el 24%
  • Rentas de  20.200€ a 35.200€, pagarán el 30%
  • Rentas de 35.200€ a 60.000€, pagarán el 37%
  • Rentas de más de 60.000€, pagarán el 45%

 

Y, ¿cada cuánto se paga el IRPF?

 

Este tipo de impuesto se deberá pagar al presentar la Declaración de la Renta de manera anual, siendo la fecha de cierre de ejercicio el 31 de diciembre de cada año, pero debiendo presentarse a partir del 1 de abril del año siguiente. 

En este artículo hemos podido ver los puntos más generales y comunes que aparecen en la ley de IRPF (o ley 35/2006 de 28 de noviembre), pero lo cierto es que ésta es mucho más extensa y entra en mucho más detalle. Así que, si tienes dudas, o quieres conocer alguno de los puntos más en profundidad, estaremos encantados de ayudarte. 

¿No encuentras lo que buscas?

No todo el mundo tiene las mismas necesidades, y queremos que encuentres la solución que mejor se adapte a tu situación.