Vamos con tu futuro

17/11/2022 | 5 minutos

Fiscalidad para el heredero del plan de pensiones

Heredar un plan de pensiones

Heredar un plan de pensiones

¿Cómo afectan los impuestos a la herencia de un plan de pensiones? ¿Qué tienes que hacer si te encuentras en esta situación? ¿Es beneficiosa, o debes tratar de evitarla? Estas son las principales cuestiones que solemos plantearnos al tener la posibilidad de heredar un plan de pensiones. A continuación, las analizamos en detalle.

Rápida introducción al plan de pensiones

Un plan de pensiones es un instrumento de ahorro provisional, a largo plazo, cuya finalidad es generar un ahorro que pueda utilizarse en determinados momentos sobrevenidos para mejorar la calidad de vida. Este dinero ahorrado puede recuperarse en cuatro situaciones:

  1. Jubilación.
  2. Incapacidad.
  3. Dependencia.
  4. Fallecimiento.

En los tres primeros supuestos, el beneficiario de ese importe será quien contrató el plan de pensiones. Sin embargo, cuando se produce el deceso, el receptor pasa a ser otra persona.

¿Qué beneficiarios pueden heredar el plan de pensiones?

Al contratar este producto bancario, el firmante debe designar un beneficiario específico como destinatario de ese plan si se produce su muerte. Normalmente, el procedimiento que se aplica es muy sencillo: basta cumplimentar el boletín de designación expresa de beneficiario y presentarlo durante la firma del contrato. Forma parte de la planificación de una herencia.

Se admite, asimismo, la designación de más de un receptor. En tal caso, es preciso establecer en qué porcentajes se repartirá el importe en cuestión.

¿Y qué ocurre cuando ese nombramiento no se ha llevado a cabo? El testamento determina, en este supuesto, quién o quiénes recibirán esa cantidad. Por otra parte, en caso de contradicción entre dicho documento testamentario y el boletín de designación expresa, se aplica siempre aquel que tenga la fecha más reciente.

Cuando el testamento tampoco recoge este dato, el reglamento del plan de pensiones determina quién recibirá esa cantidad. En general, los herederos legales —cónyuge y descendientes— serán los elegidos.

Fiscalidad para el heredero del plan de pensiones

La primera idea que debes tener clara es que los derechos consolidados y las prestaciones cobradas a través del plan nunca tributan en el impuesto de donaciones y sucesiones. El concepto que se aplica a estos ingresos es el de rendimiento del trabajo, por lo que ha de cotizarse por él en la renta de las personas físicas. En consecuencia, se aplicará el tipo marginal que te corresponda, pues este dinero recibido eleva tu base imponible general. Por ello, el IRPF del beneficiario es el que determina el pago tributario.

Además, es posible que el beneficiario designado sea una persona jurídica. En tal supuesto, ese ingreso se considera una renta más incluida a su resultado contable anual. Lógicamente, la tributación vendrá determinada por el impuesto de sociedades.

¿Cuándo te conviene rescatar el plan de pensiones heredado?

Considerando la fiscalidad del heredero del plan de pensiones, ¿cuándo es el mejor momento para ejercer su cobro? La verdad es que puedes rescatar ese dinero cuando quieras. No estás obligado a hacerlo cuando se produce el deceso, sino cuando más te interese. Eso sí, también heredas los mismos derechos que disfrutaba el partícipe inicial. En buena lógica, lo primero que debes hacer es informarte sobre ellos y tener muy claro el funcionamiento real de ese plan de pensiones.

En la práctica, como beneficiario del fallecido, decidirás si quieres rescatar el plan:

  • En forma de renta.
  • Como capital.
  • Con un método mixto.

Hay una situación especial adicional que también has de conocer. Cuando se han realizado aportaciones previas al 31 de diciembre de 2006, les corresponden una reducción del 40 %, siempre que se solicite dentro de los dos ejercicios tras el deceso del partícipe inicial.

Por todo lo dicho, como heredero beneficiario de un plan de pensiones no tienes que precipitarte. Antes de tomar cualquier decisión al respecto, debes tener claras sus características. A continuación, toma en cuenta cuál es tu IRPF para concretar si te interesa o no rescatarlo, y en qué momento. Asimismo, has de establecer si lo harás como capital, renta o de ambas formas.

En el caso de herencias entre hermanos, tíos o sobrinos que tienen una tributación muy alta en el impuesto de sucesiones, puede ser una alternativa muy interesante, siempre que el tipo marginal del IRPF del heredero sea inferior al tipo de sucesiones. Incluso el rescate del plan de pensiones puedes destinarlo al pago del impuesto de sucesiones.

Cómo rescatar la herencia del plan de pensiones: documentación

Si finalmente decides rescatar los fondos heredados que corresponden al plan de pensiones en cuestión, necesitas presentar una documentación muy concreta:

  • Solicitud de prestación por fallecimiento. Cada beneficiario debe cumplimentar, firmar y presentar la suya por separado.
  • Fotocopias de los dos documentos nacionales de identidad de los involucrados: el fallecido y el beneficiario.
  • Certificado original de defunción de la persona que participaba el plan.
  • Documentación acreditativa de la identidad de los beneficiarios y de su designación como tales. Sirven, para ello, el testamento, la declaración de herederos, el último boletín de designación de beneficiarios, la escritura de herencia, el certificado de últimas voluntades, el libro de familia y el cuaderno particional.

Llegados a este punto, seguro que ya tienes claro que los impuestos para herencia de un plan de pensiones no son como los de heredar una casa. Según tus circunstancias, como heredero beneficiario, te conviene rescatar ese importe en un momento u otro.

¿No encuentras lo que buscas?

No todo el mundo tiene las mismas necesidades, y queremos que encuentres la solución que mejor se adapte a tu situación.