Vamos con tu futuro

11/01/2021 | 4 minutos

Cómo funciona un plan de pensiones

Plan de pensiones, el producto estrella de la jubilación

Plan de pensiones, el producto estrella de la jubilación

Parece ser que estás pensando en la jubilación, lo que te ha llevado a este artículo y lo  que quieres saber es cómo funciona un plan de pensiones. Para el que no lo sepa, un plan de pensiones es un producto de ahorro para la jubilación, complementario a la pensión pública, un concepto que vamos a evitar porque no está el tema para muchas bromas. Básicamente este producto de ahorro se dedica a invertir el dinero que aporta el usuario siguiendo los parámetros de su política de inversión.

 

¿Cómo funciona un plan de pensiones?

 

Si te has quedado tal cual estabas, no te preocupes, vamos a intentar explicarte de manera sencilla cómo funciona un plan de pensiones, poco a poco para que no parezca esto una película de Christopher Nolan.

En un plan de pensiones, el cliente va realizando aportaciones periódicas de dinero que van destinadas a lo que se conoce como un fondo de pensiones. Este fondo se dedica a mover el dinero, comprando y vendiendo activos para tratar de conseguir la mayor rentabilidad posible a largo plazo, de cara a la jubilación. Realmente no existe obligación de realizar dichas aportaciones, los planes pueden activarse y suspenderse cuando se quiera. La aportación máxima que puedes realizar a un plan de pensiones es de 2.000 euros anuales.

Reproducir vídeo Reproducir vídeo

Al final esto va de meter dinero en el plan, que poco a poco irá creciendo para tener un colchón de cara a la jubilación. 

Tienes que saber también que la inversión en planes de pensiones pueden suponer un ahorro en la renta, de hecho el máximo que se puede desgravar por aportaciones propias es la menor de estas dos cantidades: 2.000 euros o el 30% del rendimiento neto de tu trabajo y otras actividades económicas. 

Además si tu cónyuge no dispone de ingresos por trabajo o estos son inferiores a 8.000 euros al año, puedes aportar a su plan con un límite de desgravación de 1.000 euros anuales. 

En el caso de personas que tengan una discapacidad física igual o superior al 65 %, psíquica igual o superior al 33 %, así como aquellas que tengan una incapacidad declarada judicialmente con independencia de su grado, pueden tener un tipo de planes de pensiones especiales en los que además de ellos mismos, pueden aportar y deducirse familiares (hasta 10.000 euros cada familiar) siempre que la suma de todas las aportaciones en favor de la persona discapacitada no supere 24.250 euros anuales.

 

Tipos de planes de pensiones

 

Hay dos tipos en función del promotor:

  • Planes de pensiones individuales: Es básicamente lo que todos entendemos por un plan de pensión. Se contratan en bancos y aseguradoras de forma particular. No tiene más.
  • Planes de pensiones de empleo: son aquellos que la empresa hace para sus trabajadores. Las aportaciones las realiza la empresa, y hay algunos que también permiten que aporte el propio trabajador.

Esperamos que con este artículo te hayamos iluminado un poco sobre el tema. Sabemos que puede ser algo muy tedioso, suele dar bastante pereza empezar a leer conceptos que son completamente ajenos a nosotros, pero al final son procesos por los que hay que pasar y cuanto más informado estés, menos posibilidad de llevarte un susto luego y más posibilidad de ahorro tendrás.

¿No encuentras lo que buscas?

No todo el mundo tiene las mismas necesidades, y queremos que encuentres la solución que mejor se adapte a tu situación.