Vamos con tu futuro

20/01/2021 | 4 minutos

Plan de pensiones: funcionamiento, ventajas y desventajas

Ventajas y desventajas de los planes de pensiones

Ventajas y desventajas de los planes de pensiones

¿Habéis encontrado otro artículo sobre los planes de pensiones? Claro, es que hay muchas cosas que ver sobre estos productos de ahorro. Invertir vuestro dinero  de cara a la jubilación es algo bastante serio y no queremos dejar ningún cabo suelto, queremos que tengáis toda la información necesaria y que a partir de ahí os decidáis por una cosa o por otra. En otras ocasiones hemos visto que un plan de pensiones es un producto de ahorro ofertado por entidades financieras en el que el cliente realiza aportaciones de dinero cada x tiempo con la intención de que este genere una rentabilidad que en el futuro le dé un colchón económico complementario a la pensión pública por jubilación.

 

¿Cómo funciona un plan de pensiones?

 

Una vez sabemos lo que son los planes de pensiones, tendréis que elegir el que más se adecúa a vuestras necesidades. Ya contratado, empezaréis a invertir vuestro dinero a modo de aportaciones que se pueden hacer de varias formas, pero las más comunes son las siguientes:

  • De manera puntual: Haces las aportaciones cuando tú quieras, en cualquier momento del año.
  • De manera mensual: Cada mes realizas una aportación a tu plan de pensiones. Esta forma puede estar pactada o no con la entidad. Es la forma más cómoda y sencilla, estableces una cantidad a aportar y la entidad se encarga de los cobros y aportaciones cada mes. Además es flexible y puedes incrementar el importe, bajarlo, suspender las aportaciones y reanudarlas cuando quieras.

¿A dónde va vuestro dinero? Es algo que os podéis estar preguntando claro. Lo cierto es que esas aportaciones van dirigidas a lo que se conoce como un fondo de pensiones, donde confluyen las inversiones de muchas personas, formando un gran capital que los profesionales de dicho fondo se dedican a mover, comprando y vendiendo activos con el objetivo de buscar una rentabilidad a dicho capital. En resumen, metéis vuestro dinero en un plan de pensiones, unos profesionales se encargan de moverlo y esos movimientos hacen que vuestro dinero genere rentabilidad, por lo que cuando lo saquéis, podríais tener una cantidad mayor a la que teníais cuando lo metisteis, convirtiéndose en un ahorro para la jubilación.

Pero los planes de pensiones tienen algunas limitaciones. La aportación máxima a realizar a título particular es de 2.000 euros anuales. Además, si tu cónyuge no dispone de ingresos por trabajo o estos son menores a 8.000 euros al año, podrás llevar a cabo una aportación a su Plan y desgravarte hasta 1.000 euros anuales.

Hay más, en el caso de personas con una discapacidad física igual o superior al 65 % y/o psíquica igual o superior al 33 %, pueden tener un tipo de planes especiales en los que les aportan sus familiares (hasta 10.000 euros cada familiar) siempre que todas las aportaciones en favor de la misma persona con discapacidad no superen 24.250 euros anuales.

Reproducir vídeo Reproducir vídeo

¿Qué ventajas tienen los planes de pensiones?

 

Además de las ventajas fiscales que conlleva abrirse un plan de pensiones, estos productos tienen varios puntos a favor que merece la pena que destaquemos:

  • Libertad de movimiento: Los planes de pensiones tienen diferentes políticas de inversión, por lo que el cliente puede elegir entre uno u otro en función de cuál sea esa política y si se adecúa o no a sus necesidades. Sea cual sea la opción, la rentabilidad de estos productos es mayor que la de otros como las cuentas de ahorro. Además, se puede cambiar de un plan de pensiones a otro sin coste fiscal ni comisión alguna. Esto se suele hacer cuando se quiere cambiar el tipo de inversión que se está realizando.
  • Flexibilidad: El cliente siempre tiene la opción de decidir cómo cobrar su dinero. Se puede hacer como un pago único en forma de capital, como pagos periódicos en forma de renta financiera o mezclando ambas. Además, como hemos mencionado anteriormente no solo se es flexible al cobrar, también a la hora de aportar, puntual, mensual, etc.

 

Y las desventajas?

 

Como todo en esta vida, el plan de pensiones tiene cosas buenas pero también algunos inconvenientes:

  • Liquidez: Ya hemos visto que en algunos productos tienes la ventaja de poder sacar el dinero siempre y cuando quieras. En los planes de pensiones, por el contrario, existen una serie de condicionantes. Al estar pensados para la jubilación, sólo pueden cobrarse por dicho motivo, incapacidad, gran invalidez, fallecimiento o dependencia. Como puede haber imprevistos, es bueno tener claro si podremos o no recuperar lo ahorrado antes de tiempo. En caso de desempleo de larga duración o enfermedad grave podrías disponer de este ahorro. Además, algo muy importante es que desde el año 2015 hay un nuevo supuesto de cobro y se pueden rescatar las aportaciones a Planes de pensiones a los 10 años de haberse realizado sin necesidad de haberte jubilado.
  • Fiscalidad del rescate: Al igual que las aportaciones desgravan en la renta, en el momento del cobro hay que tributar por esas cantidades a tipos que pueden ser elevados en función de tus ingresos y de la cantidad que saques. Como todo, hay fórmulas para minimizar el impacto fiscal repartiendo el cobro en varios ejercicios, sacando pequeñas cantidades, etc. es importante en ese momento dejarte asesorar por un especialista y hacer una buena planificación del cobro para evitar pagar un peaje fiscal elevado.

Como podéis ver, esto no tiene mucho misterio, al final consiste en meter dinero y dejar que profesionales de la materia se dediquen a moverlo para generar rentabilidad. Aún así, es conveniente que tengáis toda la información necesaria para decidiros a dejar vuestro dinero en manos de otras personas, algo que de primeras puede dar un poco de miedo, pero ya veis que está todo controlado.

¿No encuentras lo que buscas?

No todo el mundo tiene las mismas necesidades, y queremos que encuentres la solución que mejor se adapte a tu situación.