Vamos con tu futuro

22/06/2020 | 4 minutos

Cómo hacer la declaración de la renta por internet

Hacer la declaración de la renta, el momento más temido del año

Hacer la declaración de la renta, el momento más temido del año

¿A quién le gusta el mes de abril? En abril llueve, todavía no hace calor y lo que es peor, suele empezar la campaña de la renta de cada año. Se trata de ese momento temido por todos, en el que nos acordamos de nuestros padres con la calculadora, el boli y miles de papeles haciendo cuentas y más cuentas. Es verdad que ahora con las nuevas tecnologías todo se ha simplificado más, pero aún así sigue siendo un proceso que genera muchas dudas y aunque la Agencia Tributaria da facilidades, muchos todavía no tienen ni idea de cómo hacer la declaración de la renta por internet.

Si eres de ese tipo de personas que no están familiarizadas con el proceso de la renta o que directamente no lo ha hecho nunca, este que estás leyendo es tu artículo. Aquí vamos a intentar explicarte cómo hacer la declaración de la renta por internet a través de la web de Hacienda  sin morir en el intento pero.

 

¿Estoy obligado a hacer la declaración de la renta?

 

Este primer paso hay que dejarlo claro. La mayoría de trabajadores están obligados a hacer la declaración de la renta, pero hay algunos casos en los que no es necesario:

  • Si no has superado los 1.000 euros brutos anuales sumando todos tus ingresos del año anterior  y las pérdidas patrimoniales no superen los 500 euros
  • Si tus ingresos fueron iguales o inferiores a 22.000 euros brutos y la suma del segundo y posteriores pagadores (por orden de ingresos) no superan los 1.500 euros anuales.
  • Si tus ingresos fueron inferiores a 14.000 euros brutos.

Qué documentos necesito presentar en la Agencia Tributaria para hacerla?

 

El clásico papeleo que ya no es tan papeleo porque está todo digitalizado ¿no? Bueno, para hacer la declaración de la renta se necesita presentar a Hacienda el DNI, tu declaración de la renta del ejercicio anterior para ver la casilla 505 o el IBAN de tu cuenta bancaria para los casos en los que el importe de la casilla 505 sea 0 o no fuese declarante para la renta anterior y las referencias catastrales de todos los inmuebles que estén en tu propiedad o en los que vivas de alquiler. Pero la cosa no acaba aquí, una vez tengas eso, tanto tu lugar de trabajo como tu banco te tiene que facilitar algunas cosas.

  • Trabajo: La empresa o empresas para las que hayas trabajado en el año anterior tendrán que darte la información sobre lo que has cobrado y cuánto te han retenido. Además, si tu contrato acabó el año sobre el que vas a hacer la declaración de la renta, necesitas todos los documentos relacionados con el cese o despido.
  • Banco: El banco tendrá que darte toda la información relativa a aquellos movimientos que hayas hecho y puedan incidir en la declaración de la renta(ej: cobro de intereses, venta de acciones o fondos de inversión, cobros de seguros...).
  • De tu casa: Si te has comprado una vivienda para uso habitual, necesitarás los documentos relativos a la compra. Si tienes hipoteca, la Agencia Tributaria te pide los recibos de los seguros. Y, si pagaste alquiler, el NIF del arrendador y la cantidad que pagaste a lo largo del año. Tanto si te has comprado una casa como si vives de alquiler, tendrás que aportar la referencia catastral del inmueble que figura en el recibo del IBI. Asimismo, si has realizado donaciones, has cobrado una subvención... necesitarás los certificados pertinentes.

 

¿Cómo la hago?

 

Las dos formas más habituales de hacer la declaración son las siguientes: Renta Web y la aplicación móvil de la Agencia Tributaria. En ambos casos, lo que debes hacer es entrar con tu certificado o DNI electrónico y el número de referencia o tu clave PIN, descargarte el borrador que Hacienda pone a tu disposición y revisar que todos los datos sean correctos. Si hay algo que modificar o no estás conforme con tu borrador, puedes hacer uno nuevo en la misma web. Una vez lo tengas, solo tendrás que incluir el IBAN de tu cuenta bancaria y firmar la Declaración de la Renta para hacer efectiva su entrega .

Y ya estaría, no tiene mucha complicación en realidad, lo que pasa es que al escuchar “renta” ya se nos pone la piel de gallina, pero ya veis que no ha sido para tanto.

¿No encuentras lo que buscas?

No todo el mundo tiene las mismas necesidades, y queremos que encuentres la solución que mejor se adapte a tu situación.