Vamos con tu futuro

15/10/2020 |

Tipos de planes de pensiones

Hacerse mayor nunca había sido tan placentero

Hacerse mayor nunca había sido tan placentero

Los años pasan por todos, nos guste o no, y vernos esas primeras canas en el espejo o las arrugas alrededor de los ojos es algo que nos va a tocar vivir a todos. Pero, dependiendo de la actitud con la que afrontemos la edad madura, nos resultará más sencillo disfrutar de ella cuando llegue. Más, si sabemos que disponemos de diferentes tipos de planes de pensiones que nos ofrece el banco para contar con un dinero extra el día de mañana. Así parece que se coge con más ganas la jubilación, ¿verdad? Pues empecemos por el principio para tener claras todas nuestras alternativas. 

 

¿Qué es un plan de pensiones? 

 

Es un instrumento de ahorro a largo plazo que va destinado a completar la pensión por jubilación del Estado. El objetivo al contratar cualquier tipo de plan de pensiones es contar con una jubilación más completa y holgada cuando llegue el día. Además, nos permite destinar nuestros ahorros a un producto con cierta rentabilidad a largo plazo. 

Existen diferentes tipos de planes de pensiones que separaremos en dos grupos diferentes: 

 

Planes de pensiones según el promotor: 

 

Cuando hablamos de “promotor” nos referimos a la entidad que nos ofrecerá el plan de pensiones y con la que lo contrataremos. Puede ser una sociedad, una empresa, una corporación… Podemos encontrar tres tipos de planes diferentes: 

  • Planes de pensiones individuales: El promotor en este caso son las entidades financieras o bancos y quien lo contrata es una persona física. 
  • Planes de pensiones de empleo: Son los que ofrecen las empresas a sus trabajadores. Las aportaciones periódicas las podrán hacer, o bien la propia empresa o el empleado (destinando parte de su nómina al mismo). 
  • Planes de pensiones asociados: Los promueven los sindicatos y las asociaciones y los beneficiarios serán las personas que formen parte de las mismas (miembros o afiliados). 

Planes de pensiones según su política de inversión:

 

Para hacer esta clasificación, nos basaremos en los tipos de productos (o activos) en los que invertirá cada plan. Así, podemos hablar de los siguientes tipos de planes de pensiones:

  • Planes de pensiones de renta fija: El dinero de nuestro plan de pensiones, en este caso, se invertirá en activos como bonos, obligaciones, pagarés, deuda, ya sea pública o de empresas privadas. El riesgo de invertir en este tipo de productos es menor que la renta variable, pero también lo será su rentabilidad. Dentro de planes de renta fija podemos diferenciar entre los planes a corto plazo (con un periodo de inversión de máximo 2 años), y los planes a largo plazo. Como nos dice la lógica, cuanto mayor sea el plazo de la inversión, mayor podrá ser su rentabilidad.
  • Planes de pensiones de renta variable: En este caso, las aportaciones a nuestro plan de pensiones irán destinadas a acciones. Al ser mayor el riesgo del mismo, también será mayor la rentabilidad que podemos obtener de él.
  • Planes de pensiones de renta fija mixta: Es una opción a medio camino entre las dos anteriores, aunque tirando más para la parte conservadora. Aquí se invierte el 70% del capital aportado a renta fija y el 30% restante a renta variable. De esta manera, asumimos más riesgos con la opción de obtener mayor rentabilidad, pero siempre conservando el groso de nuestro dinero en renta fija.
  • Planes de pensiones de renta variable mixta: Lo mismo que acabamos de ver pero con una repartición de los porcentajes diferente. En este caso, el 70% de nuestro dinero irá destinado a renta variable y el 30% a renta fija. El riesgo será mayor que el plan anterior, aunque también lo será la rentabilidad del plan contratado.
  • Planes de pensiones garantizados: Como su nombre indica, garantizan un rendimiento a la fecha de vencimiento del plan. Son perfectos para las personas con un perfil más conservador, ya que aseguran un rendimiento fijo sin asumir riesgos.

Elegir un plan de pensiones no es tarea fácil, es un producto cuyos beneficios verás a largo plazo y, por lo tanto, es difícil saber en qué situación te encontrarás entonces o si podrías necesitar de liquidez antes de la fecha. Por eso, es importante que conozcas todos los tipos de planes de pensiones y sus principales características para tomar la decisión más acertada y disfrutar de la jubilación que te mereces. 

 

¿No encuentras lo que buscas?

No todo el mundo tiene las mismas necesidades, y queremos que encuentres la solución que mejor se adapte a tu situación.